Patrimonio Histórico

Trabada, la antigua “Tabulata”, se menciona en el documento más antiguo existente en España y conservado en el Archivo de la Catedral de León con fecha 23 de agosto del año 775. Este documento refleja como el Rey Silo hace  donación de terrenos de dominio real, situados entre los ríos Eo y Masma, para que se construya en ellos un lugar de oración o monasterio.

 

Arqueología

Sus tierras ya estaban habitadas en la Edad de Hierro como dan fe las “mámoas” (dólmenes funerarios) llamadas “As  Parallegas”. Cabe destacar también un menhir conocido como “Marco de la Pena Verde”, que marca el límite de Trabada, Ribadeo y Barreiros.

El paso de los siglos fue dejando huellas arqueológicas que dan testigo de un pasado que pregonamos. Entre ellas podemos destacar la presencia de “castros” en lugares como Sante, Trabada y Vidal, “mámoas” como las situadas en Vidal (“Mámoa das Pallaregas”) o Sante (“Mámoa de Vilarbetote”) el yacimiento de “A Cadeira”, situado en Trabada o la “Pena Grabada de Vilaformán”. Además, es importante destacar el menhir de “O Marco da Pena Verde”, que se sitúa en Fórnea y representa el vestigio arqueológico más conocido de la zona.

Retablo barroco de la iglesia de Vilapena
Arte, historia y etnografía

El arte sagrado tiene una gran importancia en la zona. Trabada cuenta con una gran riqueza en imaginería y retablos religiosos que podemos apreciar/ver tanto en iglesias parroquiales y capillas, como en pazos y casas blasonadas repartidas por toda la parroquia. Algunos ejemplos son el Pazo de Terrafeita (Trabada), la casa de Rigoio (Sante) o la Ermita de San Martiño.

Es importante destacar algunas de las iglesias con más riqueza histórica en Trabada. Alguna de ellas son la iglesia de Sante, que es de las más antiguas del siglo XVI, y la Iglesia de Vilapena, que cuenta con un retablo barroco recién restaurado en su capilla mayor y otro retablo datado del siglo XVII en la nave izquierda.

La Iglesia parroquial de Valboa, reformada en 1923, conserva dos retablos laterales del siglo XVII, y la de Vilaformán otro más de 1735.

Además de los retablos, también merecen un lugar destacado las esculturas, como la que guarda la capilla de Vilafernando, una escultura pétrea de San Antón situada al lado del retablo mayor recientemente restaurado. La Iglesia de Trabada también cuenta con una imagen da la Inmaculada y la cruz parroquial, de gran riqueza escultórica.

Museo Casa Rocha

Trabada cuenta con un museo etnográfico, Museo Casa Rocha, donde nos adentraremos en un viaje al pasado viendo utensilios de todo tipo y de muchas décadas de antigüedad. También cuenta con un taller de artesanía, Casa del Cura, donde la esencia del trabajo manual pasa a ser la principal protagonista de esta agradable visita.

Vestigios de la nobleza

Las fachadas de algunas casas aún lucen famosos escudos familiares renancentistas de los siglos XVI-XVII. Símbolos de familias nobles que tiempo atrás vivieron en Trabada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies